El film de Tornatore, una historia en la que se entremezclan falsificadores y falsificaciones, ensoñaciones y realidades y fobias de distinta naturaleza, nos retrotrae al mejor cine de los años cincuenta que manufacturaba Hollywood cuando era una fábrica de sueños, a películas como La mujer del cuadro de Fritz Lang, por ejemplo, Laura de Preminger o Rebeca, del maestro del suspense, ese género que aunaba misterio y romanticismo en sus imágenes…

Publicada en Calibre.38

Anuncios
“La mejor oferta” en Calibre .38
Ava Gardner - The Killers, 1946

Swede: Why did you ever go back to him, Kitty?
Kitty: Maybe because I hate him. I’m poison, Swede, to myself and everybody around me. I’d be afraid to go with anyone I love for the harm I’d do them. I don’t care harming him.